Aromáticas alto valle

“Hierbas del Alto Valle” de la Cooperativa Aromáticas Alto Valle
Unión entre productores como proyecto de vida

En la localidad de General Fernández Oro, Río Negro, la producción de aromáticas es una alternativa viable para emprendedores familiares con pequeñas superficies de tierra que permite la diversificación productiva. Funciona desde el año 2004, el grupo de Aromáticas Alto Valle, dedicados a elaborar productos aromáticos de excelente calidad.

Cuentan que al principio les costó mucho porque al no haber experiencia en cultivo de aromáticas en la zona, no contaban con referentes locales, de modo que tuvieron que buscar experiencias en otras regiones y ser pioneros en su zona, llegando a poder concretar su sueño gracias al esfuerzo de todos los socios y al acompañamiento de las instituciones.

Todo comenzó en el año 2003, cuando once pequeños productores familiares se conocieron en una capacitación sobre el cultivo de orégano a la que asistieron en busca de una actividad complementaria. Desde entonces, junto con la ayuda del INTA, Adeco Crear y los municipios de Cipoletti y Fernández Oro, unieron voluntades, sueños, esperanzas y crearon la ONG que cuenta con personería jurídica desde 2004: inicialmente, una Asociación de productores, y en el año 2009 se constituyeron como cooperativa.

Llevan más de 10 años en el Alto Valle del Río Negro, elaborando aromas y sabores naturales patagónicos. Durante dos períodos, varios integrantes participaron de los grupos de Cambio Rural.

Está compuesta por 12 pequeños productores de la zona, que colabora cada uno, con su familia, para buscar juntos, una alternativa adicional al monocultivo de pera y manzana de la región. Conformaron una cooperativa para producir hierbas aromáticas y medicinales: cada uno las cultiva en su chacra y luego se reúnen para procesarlas, fraccionarlas y comercializarlas.

Comenzaron trabajando con orégano y luego fueron incorporando otras. En la actualidad producen romero, salvia, menta, perejil, provenzal, albahaca, estragón francés, menta, melisa, cedrón, burrito y lavanda. Además, siguen avanzando sobre otras actividades relacionadas, como el destilado de aceites esenciales de las hierbas, que también les permiten elaborar fitocosméticos como cremas, shampoo y jabones de manera artesanal.

Bajo la marca “Hierbas del Alto Valle” y “Aromáticas Alto Valle”, venden sus productos en comercios de la zona y en puntos de venta en Buenos Aires, Bariloche y Viedma.

Todas las hierbas se secan a la sombra para conservar el color y aroma, y las propiedades culinarias y medicinales. Ninguno de los productores utiliza agrotóxicos. Trabajan respetando la estacionalidad de los productos, y fomentan la plantación de los mismos entre otros productores de la zona. Entre agosto y septiembre producen plantines, que luego los ponen a la venta a productores y público en general.

Las hierbas aromáticas son tan solicitadas como las medicinales. Los productores de la cooperativa preparan también mezclas para mate, cosméticos, destilan aceites y elaboran tinturas madre.

Sus productos se diferencian por la calidad. Trabajan artesanalmente, poniendo mucho cuidado en la producción natural, sin uso de agroquímicos, en el secado a la sombra, también de modo natural, lo cual permite conservar todo el color, aroma y sabor de las hierbas.

El camino de la producción:

Los asociados secan las aromáticas en sus propias chacras, en camas de secado y sombreaderos. Lo bueno de la zona es el clima y la escasa humedad, lo que permite concentrar los aceites esenciales, el color y el aroma.

Luego las llevan a la sala de procesado, de la cooperativa. Cuando llegan, se revisa la producción o se deja para que se evalúe. Tienen que cumplir ciertos estándares de calidad y protocolos de producción; por ejemplo, no pueden usar agroquímicos ni traer restos de malezas, por riesgo de plagas.

En el caso de las hojas de segunda selección, con manchas, o no tan lindas a la vista del cliente, no las descartan, sino que las aprovechan para elaborar aceites esenciales, una de las técnicas que han aprendido e incorporado, para aumentar al máximo posible el rendimiento de la producción y de la rentabilidad.

En la cooperativa todos tienen el mismo objetivo de trabajo común y están las puertas abiertas para que cualquier productor pueda llevar sus hierbas y utilizar el servicio que ofrecen para moler, triturar y fraccionar. Ya están por mudarse a la nueva sala de procesado, para aumentar la producción de las hierbas y de los productos que elaboran e incorporar más productores de su zona.

Productos relacionados

Albahaca, bolsa por 25 grs- Aromáticas Alto Valle

Seguí nuestras redes:    #AlmaRural
ALMA RURAL, Local 17/18 – Mercado del Patio – Cafferata 729. Rosario, Santa Fe, Argentina.
Todos los derechos reservados - Copyright 2019